Friday, May 20, 2005

TEORÍAS QUE FUNDAMENTAN EL PROCESO

APLICACIÓN DE LOS TEÓRICOS
Todas las personas, independientemente del contexto y las metodologías llegan a la lectoescritura a través de un proceso de sucesivas construcciones del objeto de conocimiento. Esta construcción se realiza cuando el sujeto del aprendizaje interactúa con dicho objeto –la escritura y la lectura- y el contexto del mismo. Como contexto se toma la diversidad en que actúa, la interacción con pares, docentes, padres de familia y todas aquellas personas que contribuyan a este proceso de aprendizaje y la significación que tiene este aprendizaje en su entorno social.

Esta es una posición compartida por diferentes tendencias de la investigación psicológica y educativa que establecieron el constructivismo como una nueva manera de conceptualizar el conocimiento y la adquisición del mismo. Entre ellas se encuentran las teorías de Piaget, Vygotsky, Ausubel. Como base para el constructivismo se retoman las teorías de Piaget en lo relacionado con los principios de asimilación y acomodación y la reestructuración del esquema del aprendiz en el proceso de aprendizaje; de Vigotsky se enfatiza el papel de la enseñanza en el desarrollo del conocimiento a través de los principios de Andamiaje y de la Zona del Desarrollo Próximo. Ausubel colocó el énfasis en la idea del aprendizaje significativo, y sostiene que para que éste ocurra, el estudiante debe ser conciente de que él debe relacionar las nuevas ideas o informaciones que quiere aprender, a los aspectos relevantes y pertinentes de su estructura cognoscitiva.

En los aportes teóricos de estos investigadores se basa el constructivismo para fundamentar sus lineamientos, si se tiene en cuenta que éste “es el enfoque o la idea que mantiene que el individuo –tanto en los aspectos cognitivos y sociales del comportamiento como en los afectivos- no es un mero producto del ambiente ni un simple resultado de sus disposiciones internas, sino una construcción propia que se va produciendo día a día como resultado de la interacción entre esos dos factores.”
[1] En consecuencia, según la posición constructivista, el conocimiento no es una copia de la realidad, sino una construcción del ser humano, el cual construye un nuevo conocimiento sobre los esquemas que ya posee, es decir, con lo que ya construyó en su relación con el medio que lo rodea. Se puede concluir que en educación el constructivismo constituye: “Una visión del conocimiento humano como un proceso de construcción cognitiva llevada a cabo por los individuos que tratan de entender el mundo que los rodea.”[2]Dentro de esta visión se toma al estudiante como un constructor activo del conocimiento y no como un recibidor pasivo de información.

Cada teórico tiene un punto de vista sobre el proceso de aprendizaje, pero cada una de las posiciones con respecto al constructivismo es complementaria de las demás y aporta elementos enriquecedores a la teoría en común.



[1]. ¿Qué es el Constructivismo? [Online]. Argentina: Pronunciamiento Latinoamericano por una educación para todos. [Citado el 12 de Octubre de 2004]. http://www.constructivismo.elgratissitio.com/entrada.htm.
[2] CHRORBAK, Ricardo. Aprendizaje, positivismo empirista y constructivismo. [Online]. Argentina: Universidad Nacional del Río Cuarto. [Citado el 12 de Octubre de 2004]. http://www.unrc.edu.ar/publicar/cde/05/Chrobak.htm.